699 45 85 82 axala@axala.es

El tradicional proceso de ventas se ha reinventado, dando paso a una nueva manera de trabajar y, sobre todo, de construir y escalar los equipos que se dedican a esta labor.

Se trata de grupos especializados que se centran especialmente en establecer demostraciones y concretar citas cualificadas. Es el recurso que las empresas que crecen con rapidez utilizan como motor para la adquisición de nuevos clientes.

Vamos a repasar una serie de recomendaciones para crear un equipo de ventas que pueda ofrecernos un alto rendimiento en esta labor fundamental para cualquier empresa.

Busca a los más adecuados

Ser el mejor no garantiza que un vendedor vaya a funcionar en nuestro equipo. Es preferible encontrar a alguien que encaje, ya sea porque ha trabajado en una empresa con valores parecidos o porque complementa al resto de miembros.

Paciencia

No esperes que tus fichajes logren resultados positivos de inmediato. Lo recomendable es esperar un mínimo de seis meses para ver si realmente funcionan o no.

Busca dentro

Promover y recompensar el talento interno de las organizaciones, reclutando a trabajadores que ya están con nosotros, por lo general fomenta el buen ambiente y mejora el rendimiento por las posibilidades de promoción.

Controla el tamaño del equipo

Si el equipo es demasiado grande, tendremos más dificultades a la hora de desarrollar una comunicación interna funcional. Obviamente todo depende del tamaño de la empresa, pero el número ideal de individuos está alrededor de diez. Esto nos permitirá, además de las reuniones de grupo, mantener contactos de manera asidua con cada uno de los comerciales.

Crear un equipo de ventas que funcione, no es una tarea fácil. Requiere de dotes de liderazgo, estrategia y de apuesta por las personas. En ocasiones no lograremos nuestros objetivos, pero perseverando y asumiendo ciertos riesgos, podemos alcanzar nuestros objetivos comerciales e, incluso, una recompensa personal.

EBOOK

4 MÉTODOS Y CLAVES PARA CONCERTACIÓN DE REUNIONES COMERCIALES